Coaching

Amor a primera vista

Por 15 junio, 2020 4 Comentarios

Estamos “diseñados” para evaluar instantáneamente a una potencial pareja. Hace millones de años, nuestros antepasados, por razones de supervivencia, desarrollaron una habilidad intuitiva para diferenciar rápidamente quienes eran amigos y quienes enemigos ya que, si se equivocaban, lo que se jugaban en aquella época era la vida. Además, como aún no existían las citas, elaboraron un potente mecanismo de atracción para poder procrear más rápido, si no tenías hijos tu ADN no se transmitía y te extinguías.

Imagina que vas a una cena, te sientas al lado de alguien, empiezas a hablar e inmediatamente tienes la sensación de que acabas de conocer a la persona perfecta. O estás en el súper, alguien se pone a tu lado, te hace un comentario y tienes la misma sensación. A esto se le llama “amor a primera vista”. A pesar de que es algo que no nos sucede a todos, la pregunta es, ¿cuáles son los mecanismos que se activan para poder saber algo tan rápido?

Helen Fisher, antropóloga y bióloga estadounidense, lleva más de 30 años estudiando lo que ocurre en nuestro cerebro cuando nos enamoramos. Según ella, hay tres aspectos importantes a tener en cuenta para saber si es amor a primera vista o no.

1- La persona nos tiene que resultar atractiva, debe reunir una serie de características físicas que nos atraigan si no, no hay nada que hacer.  Sin embargo, si la atracción se quedase sólo en los aspectos físicos sería deseo físico y no amor. La realidad es que nos lleva menos de un segundo decidir si encontramos a alguien físicamente atractivo. Si se ajusta a nuestros cánones de belleza, nuestra mente correrá hacia el siguiente punto de control: la voz. Una vez más, respondemos en segundos. Por lo general, a las mujeres nos atraen los hombres con un tono de voz grave y las mujeres, cuando conocemos a alguien que nos resulta atractivo, tendemos a bajar nuestro tono de voz y darle calidez.

2-Otro factor determinante para saber si es amor a primera vista son las palabras, nos gustan las personas que emplean el mismo tipo de palabras que nosotros. Nos sentimos más atraídos por personas con un grado similar de inteligencia, con valores sociales y religiosos parecidos, de un contexto económico similar, pero ¿cómo determinamos rápidamente si es así? Bien, en los primeros tres minutos de conversación con ese extraño, ya nos hemos formado una opinión acerca de él.  Ya que, en ese corto período de tiempo, somos capaces de descubrir aspectos sobre su  educación, opinión política, creencias religiosas, etc… Si después sientes un clic inmediato, sigue adelante y confía en tus instintos.

3- Bien es cierto que el amor no correspondido existe. Pero el hecho de creer que le gustamos a la otra persona es determinante para sentirnos atraídos por ella al 100%, aunque no sea verdad.


Es sabido que, cuanto más interactúas con una persona que te gusta, más guapa, inteligente y similar a ti la consideras. Por lo tanto, es aconsejable esperar a una segunda cita, aunque a veces, pueden pasar años para que dos personas se aprecien completamente.

En resumidas cuentas, ya sea amor a primera vista o no, esos primeros tres minutos  son esenciales para el romance.

Join the discussion 4 Comments

Responder